domingo, 15 de enero de 2017

LA ESTRELLA (LINARES).

Buscando los orígenes de la industria cervecera en la provincia de Jaén, antes de que los hermanos Puga Cobos pusieran en marcha la fábrica de El Lagarto en la capital, aparece, como única referencia anterior a 1921, el registro de una marca de cerveza en Linares que llevó el nombre de "La Estrella". 
B.O.P.I. nº 187. Año de 1894.
El registro se publicó en 1894, en el número 187 del B.O.P.I. y el emblema de la marca era una estrella de ocho puntas. Se indicaba que se trataba de una marca para distinguir "bebidas gaseosas, jarabe, hielo artificial, drogas, cerveza y productos de farmacia y perfumería", de hecho en cada punto de la spica aparece citado uno de los productos. Su propietario fue D. Francisco de Paula Quílez Rodríguez. Este registro ya fue publicado por D. Xavier García Barber en su tesis doctoral
Linares era, en esas fechas, un  núcleo urbano importante, pues su censo superaba los 38.000 habitantes en el año 1900. Este crecimiento fue posible gracias a la extracción de plomo de sus minas y la creación de nuevas industrias.
Volviendo a Francisco de Paula Quílez, sabemos gracias a las publicaciones de Doña Flavia Paz Velázquez, que era propietario de una farmacia o rebotica de la época, debía de ser de "abolengo" pues en 1880 ya presumía de antigua. Gracias a un anuncio reproducido en su libro "Raíces Linarenses" sabemos que estaba ubicada en la calle Campanario 6  y ya era en ese año depósito de cervezas y fábrica de gaseosas y jarabes.
El hecho de que se vendiesen cervezas en las farmacias nos puede resultar llamativo hoy en día, pero no era extraño en aquellos años. La cerveza tenía aún un consumo minoritario, muy alejado del vino, y no debía encontrarse, ni mucho menos, en todas las tabernas, siendo más bien un producto que se consumía en cafeterías elegantes y más del gusto del público burgués, sobre todo fuera de las grandes ciudades. 
Anunicio de 1906, EE.UU. Fuente: http://blog.bierwinkel.es/
Sin embargo sus propiedades saludables permitieron que, tanto la malta, la levadura de cerveza y  la propia cerveza se vendieran en algunas farmacias. También se conocían las propiedades digestivas de gaseosas y sifones, por lo que algunas reboticas tuvieron su propia fábrica de espumosos. En mi tierra de origen, Burgos, al menos existieron dos casos, uno en Villadiego y otro en la capital.
La rebotica de Quílez fue, por tanto, fábrica de gaseosas y depósito de cerveza, que, cabe suponer que no se consumiría en la propia tienda. Existe la posibilidad de que recibiera barriles de cerveza y los gasificara y embotellara en sus instalaciones, aunque no tenemos más datos al respecto.
Imagen de Linares en 1912, fuente Linares Turismo.
Francisco de Paula Quílez Rodríguez falleció el 14 de febrero de 1899, según indica una esquela publicada por El Siglo Futuro (12.02.1900),  y además de farmaceútico fue un destacado militante del carlismo en Jaén. 
Dejó tres hijos y uno de ellos, Francisco de Paula Quílez López continuó al frente de la farmacia.  En 1912 un anuncio publicado en la Guía Comercial de Linares indica que se continuaba vendiendo cerveza y que además se mantenía la fabricación de gaseosa. Al año siguiente fue nombrado alcalde de Linares por el Partido Liberal Romanista. Un poema satírico ironizaba con su apellido y su peso de la siguiente manera:

"Ya estamos todos tranquilos
ya es alcalde el señor Quílez,
el concejal con más quilos
entre todos los ediles"

Publicado por Más Verdad (15.10.1913) y citado por Doña Flavia Paz Velázquez en Raices Linarenses, pág. 101. 
La misma autora recoge que, tras cerrar la farmacia, se reunía en una trastienda con un grupo de amigos con los que compartía "cerveza, comentarios y buen humor". Nada queda hoy de la antigua rebotica de Quílez, salvo un estupendo edificio de piedra de planta, piso y mansarda y que debió la sede de la farmacia.
Edificio de la calle Campanario 6  en la actualidad. Google Maps.
Ignoro que fabrica de cerveza estableció su depósito en  la farmacia de Quílez y si se llegó a gasificar y embotellar en la misma. Quizá pronto podamos disponer de los fondos digitalizados de El Diario de Linares y resolver estas dudas.

jueves, 29 de diciembre de 2016

LUIS RICHONI, DECANO DE LOS MAESTROS CERVECEROS SALMANTINOS.

Ya desarrollamos en su día el tema de la tradición cervecera salmantina, que gracias a la colaboración de una lectora del blog, la salmantina Raquel Martín, pudimos completar un interesante artículo que se publicó en CELCE Magazine y nos permitió completar, o eso pensábamos, una entrada en este blog con el listado de productores salmantinos.
Salamanca en 1858, fotografía de Charles Clifford.
Este listado arrancaba con D. Ramón Hernández, fabricante de La Alemana en 1879, sin embargo, revisando prensa histórica he encontrado un fabricante anterior llamado Luis Richoni que al menos estaba activo en 1866. 
El apellido es italiano y ese origen está recogido en la Historia de Salamanca, de Villar y Macías, publicada en 1887. Había nacido en 1818 y en la ciudad del Tormes regentó una cafetería y además fue  activista político liberal. La primera noticia sobre su apellido data de 1858, cuando fallece Valentín Richoni, que debía ser su padre, y en cuyo testamento aparecen bienes relacionados con una cafetería.
Eco de Salamanca 23.05.1858
Luis era propietario de un café al menos desde 1861. Gracias a una reclamación judicial de 1866 nos permite tener una descripción de su persona. El motivo de su orden de búsqueda fue su participación en unos desórdenes que se produjeron ese año en la ciudad.
Diario Oficial de Zamora 22.06.1855
Otra noticia, fechada el 22 de julio de ese mismo año nos indica su profesión: fabricante de cerveza.
Boletín Oficial de Cáceres 12.07.1866
Desde 1865 aparece en noticias relacionadas con la facción demócrata de los liberales y llegó a participar como candidato en las elecciones municipales de ese año siendo elegido concejal y en 1870 aparecerá de nuevo como miembro del Partido Radical Monárquico. 
Finalmente una noticia de 1891 nos informaba que el café de Richoni estaba situado en la plaza Mayor y que sufrió un derrumbe en que hubo al menos un muerto.
El Adelanto 15.05.1892
Por lo tanto lo único que hemos podido averiguar que el decano de los cerveceros salmantinos fue un italiano que estableció su café en la plaza Mayor y que al menos en 1866 se dedicaba a esta actividad.

jueves, 22 de diciembre de 2016

LOS ORÍGENES DE LA INDUSTRIA CERVECERA EN LEÓN.

La casi bimilenaria ciudad de León, tras un periodo de estancamiento empezó una tímida recuperación demográfica y económica en las primeras décadas del siglo XIX.
León. Fotografía de principios del siglo XX de Germán García.
El desarrollo de la minería carbonífera hizo de la capital de la provincia un importante nudo ferroviario y comercial, pero la vieja ciudad romana no llegó a formar un núcleo industrial importante. Entre las nuevas instalaciones fabriles podríamos citar la Harinera Alfageme, fundada en 1845 por el catalán Antonio Jover y el asturiano José Domingo Salcedo y a las iniciativas de la familia Merino, que ya en 1864 impulsaron un laboratorio farmaceútico. 


Según la entrada de la ciudad del Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano contaba con fábricas de curtidos, mantecados, chocolate, harinas, jabón, loza, telares de lienzo, alfarerías, fundiciones de hierro y otros metales y la fábrica de productos químicos y farmaceúticos de Merino, además de los talleres del ferrocarril que construían gran número de vagones, coches, puentes y herramientas (fundada en 1869), a estas empresas se añadirá en 1900 la Papelera Leonesa. También existieron pequeñas industrias de velas, fideos, chocolates, gaseosas... Muchas de aquellas fábricas se instalaron en el entorno de la estación del ferrocarril.
Antigua harinera Alfageme o "La Armunia". Fuente: harineras.blogspot.com.
Por este escaso peso industrial la ciudad tuvo un crecimiento lento, pasando de 7.000 habitantes en 1842 a 17.000 en 1900, dándose la circunstancia de que el crecimiento porcentual de la provincia fue mayor que el de su capital, debido a su importante actividad minera.
La Estadística Administrativa de la Contribución Industrial y del Comercio de 1857 no recoge la existencia de ninguna fábrica de cerveza en León, como tampoco existen datos sobre consumo de cerveza en su provincia en el Anuario Estadístico de España de 1857.
Las primeras noticias seguras sobre la existencia de fabricantes de cerveza en León datan de 1875, y hacen referencia a una existencia anterior. Las dos fábricas que están activas ese año son:

Fábrica de las Negrillas: estaba situada en el paseo de las Negrillas, en concreto en una casa propiedad de Ramón Soto Seijas. En 1875 se traslada a la céntrica calle Conde Luna, nº13. Comercializaban las variedades de cerveza "alemana" y "fuerte".                                               
El Porvenir de León, 09.05.1875

Fábrica de la Tesorería: estaba situada en el número 8 de esta calle y también fabricaba gaseosa, pues en la publicidad presumen de haber importado maquinaria de París para fabricar limonadas.
El Porvenir de León, 08.06.1876
Al año siguiente fue trasladada a la calle Catalinas, nº3, a la casa de D. Mariano Torre Santander. En 1877 se cita como fábrica de cerveza sin indicar el nombre su propietario y en 1878 se cita como titular a un desconocido A. Kraus del que nada más volvemos a saber.
El Porvenir de León. 13.08.1878
Poco debió durar esta cervecera local, pues en 1879 ya era propiedad de Antonio Fernández que vendía cerveza alemana y gaseosa de Madrid.
Hemos podido consultar las ediciones de 1879 y 1880 del Anuario-almanaque del comercio, la industria y de la administración y no aparecen referencias a ninguna de estas primeras fábricas. Tampoco en la Guía del viajero de León y su provincia, obra de Policarmo Mingote y Tarazona, publicada también en 1879.


Cándido Rueda: Este fabricante de cerveza y gaseosa estaba relacionado con el sector hostelero, pues su familia era propietaria del café de los Montañeses al menos desde 1859. En este lugar en 1875 se vendía cerveza alemana e inglesa.  En 1880 y con la razón social Señores de Rueda e Hijos instala una fábrica de cerveza alemana y gaseosa en la calle San Pedro, nº14, muy cerca de la catedral.
El Porvenir de León, 27.08.1880
En 1881 solicitó Cándido Rueda la cesión de un terreno para construir una fábrica de cerveza junto al puente de la estación aunque su puesta en marcha se debió retrasar varios años, pues en un anuncio publicitario de 1883 seguía apareciendo el domicilio de la calle San Pedro. Gracias a este anuncio sabemos que disponían de un maestro cervecero inglés.
La Lira 20.08.1883
En 1886 la fábrica ya estaba funcionando en el paseo de las Negrillas, hoy Ordoño II, una zona de ensanche surgida entre León y la estación del ferrocarril y aparece la marca "La Cruz Dorada". En 1888 consta la importación de maquinaria para la fábrica y la instalación de un café en el edifico de las propias instalaciones fabriles.
Es posible que la familia Rueda fuera de origen cántabro, así lo indicaría el nombre de su café y un viaje que realiza en 1888 para estar con su familia a Santander y que reflejó la prensa de la época. Creo que existieron dos generaciones al frente de la cervecera, y que compartieron el mismo nombre.
Diario de León. 15.010.1886
En 1888  se planteó Cándido Rueda participar con sus cervezas en la Exposición Universal de Barcelona. Ignoramos si llegó a hacerlo, pero parece difícil habida cuenta que la exposición se inauguró el 8 de abril y el anuncio recogido en prensa es del 25 de abril del mismo año. En 1891 una nueva noticia cita la fábrica de cerveza de Cándido Rueda y nos indica que Charles Duport trabaja para esta empresa. 
Montaña, 16.05.1891
Ese mismo año se creó una sociedad llamada Rueda y Cadórniga cuyo fin era la fabricación de gaseosas y cerveza.
La Montaña 17-10.1891
En 1892 participan en la Exposición Regional Leonesa y ganan una medalla, que luego figurará en la publicidad de La Polar de su maestro cervecero Carlos Duport.
Exposición Reginal Leonesa de 1892
En 1895 Cándido Rueda forma parte de un grupo impulsor de la nueva plaza de toros de la ciudad. En esta empresa aparece asociado con Pedro Tisne, un súbdito francés que también será socio de Charles Duport.

Los Hermanos Becker: Carlos y Gustavo Becker fundaron en la calle San Claudio su fábrica de cerveza y gaseosa en 1888. Al respecto remito a los lectores a la entrada que sobre los mismos publicamos anteriormente.
Registro de la marca en el BOPI.
Charles Duport: Como ya hemos indicado antes Carlos Duport (como pronto se le llamó) procedía de Francia y había sido director de las fábricas de cerveza de Beriers (probablemente Beziers) y Reims. Según nos cuenta uno de sus descendientes, el señor Eduardo de Blas Duport, a quien agradecemos su colaboración en este artículo, había nacido en 1854 en la localidad francesa de Chimilín, departamento de Isère. Procedía de una familia de tejedores de seda, siendo él el único "maitre brasseur". En España casó con Doña Leonor San Martín Fernández.
D. Carlos Duport y Señora.
Fue contratado por Cándido Rueda en 1888, para él debió trabajar  hasta que junto a un compatriota francés le compraron la fábrica. En una cuestación popular de febrero de 1895 aparece la sociedad "Tisne y Duport"  y en abril de ese mismo año se les cita  como productores de cerveza alemana en un pequeño poema sobre la primavera.
El Porvenir de León, 17.04.1895
Tisne es un apellido también francés. Lo más probable es que se trate  Pedro Tisne y Baile, que aparece como empresario minero en  Busdongo en 1887. En esa fecha consta su actividad en una mina de cobalto y otros metales llamada la Florida (Boletín oficial de la provincia de Léon 14.01.1887, pág3).
En una cuestación de la Cruz Roja de 1897 aparecen de nuevo citados como cervecería. Pero en otra de 1899 ya aparece con el nombre Carlos Duport sin la presencia de Tisne, en el Anuario Riera de 1900 sucede lo mismo, en ese año sólo tendrá como competencia a Carlos Becker.
Factura de 1904 de La Polar. Fuente todocolección.
A pesar del nombre de la fábrica creo que nunca produjeron hielo, pues hasta 1914 funcionó la nevera de la carretera de Asturias y también existió otra en Villaquilambre. Ese año la farmacia de Merino empezó a vender "hielo químicamente puro" y acabó con una tradición secular, pero escasamente higiénica. En 1915 D. Cayo Lamas, propietario de la nevera de la carretera de Asturias intentaba arrendar su pozo anunciando que era "propio para cafeteros, cerveceros, fresqueros y hoteleros".
El Porvenir de León, 27.03.1915

Como era frecuente en la época la fábrica era también cervecería y la de Duport se convirtió en uno de los lugares favoritos de la burguesía leonesa. Según nos cuentan las crónicas contaban con un jardín y un juego de la rana.
El popular cenador de la cervecería Duport.
En 1917 sólo declaró 350 litros de cerveza vendida. La última noticia de su fábrica data del año 1918, cuando constatamos que estaba instalada en Puente Castro. Sufrío un atraco y por el robo de cebada y una caldera por lo que aún podría haber producido cerveza en ese año, pero en la estadística de productores de cerveza de 1918 no aparece ninguna producción asignada a Carlos Duport. Finalmente falleció en León en 1923.
Heraldo de Zamora 16.08.1918
La Leonesa: esta fábrica de cerveza de Trobajo del Camino se pudo fundar hacia 1890. Tuvo varios dueños y acabó formando parte del grupo de La Cruz Blanca quien finalmente clausuró la fábrica en 1949. Aún nos quedan lagunas en la historia de esta empresa que ya desarrollamos en una entrada anterior:
 
 Tabla de fabricantes de cerveza en León: