viernes, 9 de diciembre de 2016

EL LABORATORIO DEL DOCTOR TRIGO II: TRINARANJUS.

El éxito del Trinaranjus radica en haber encontrado un nicho de mercado que no cubrían los refrescos al uso, es decir, gasificados. Como ya hemos indicado en la entrada anterior el laboratorio del Dr. Trigo producía esencia para dar sabor a las gaseosas. Desde el año 1925 venía registrando diversas patentes a partir del procesado de cítricos, según nos informa el blog Comercios Históricos de Valencia
Fuente: Pinterest
Fruto de aquellas investigaciones fue la idea de crear una bebida a base de cítricos que no tuviera burbujas. En todas las fuentes consultadas se cita el año de 1933 como el del lanzamiento del Trinaranjus, pero ya en 1932 estaba en el mercado. Un anuncio del periódico El Pueblo, Diario Republicano de Valencia, así lo indica:
El Pueblo 24.07.1932
El nombre de Trinaranjus pudo proceder de la unión de primera sílaba de Trigo  con naranjus, que fue uno de sus  primeros sabores (también hubo de sabor limón y mandarina), aunque según Wikipedia procede de las tres variedades de naranjas que utilizaban: Valencia, Salustiana y Cadenera.
Fuente: Pinterest
Uno de los aspectos que más llamó la atención del nuevo producto fue su peculiar botella, diseñada por Pedro Gras. La botella tenía forma de un racimo de tres naranjas en la base, que se fusionaban en el cuello. Para los amigos de metáforas, las botellas les recordaron ciertas formas masculinas, por lo que en Valencia le pusieron por "mal nombre" o mote "Tricollons", "Tricojones" o "Tricojonada". 
Fuente: Blog Comercios Antiguos de Valencia.
El doctor Trigo se asoció con el empresario local Salvador Soler Violant y sus laboratorios lograron sobrevivir a la Guerra Civil y a los difíciles años posteriores. Gracias a Todocolección hemos podido comprobar como en 1950-1951 se vendía Trinaranjus concentrado lo que permitía elaborar la bebida en casa. En 1952 falleció el Doctor Trigo.
Fuente Todocolección.
Soler Violant seguirá al frente de la empresa e impulsará el embotellado de Trinaranjus en diversos lugares de España. Hemos podido comprobar dicho dato en Burgos, donde se recibía el vagones la esencia concentrada de Trinaranjus y en las instalaciones de Frío Industrial Burgalés, de la calle Madrid, se elaboraba el Trinaranjus. También se lanzó una tónica, de nombre Presta y cuyo nombre tenía licencia británica.  Ambas botellas estaban en circulación en 1966.
De mi colección y la tónica Presta de Todocolección.
A finales de los 60 el gerente de la empresa, el señor Soler Violant vendió la empresa al empresario catalán Luis Carulla, propietario de Agrolimen.  
Fuente: Pinterest
Después de una larga historia desapareció la razón social Laboratorio del Doctor Trigo y pasó a ser “Cítricos y Refrescantes S.A.” (CIRSA). Ya en los ochenta la marca pasará al grupo Schweppes, que por esas casualidades de la vida también es propietaria de la marca Oragina. A los sabores tradicionales de cítricos se añadió la piña y la manzana y a la botella se añadió la lata.
Como curiosidad añadiremos que Trinaranjus llegó a fabricarse en Portugal en los años 70 y también en Argentina, donde llegaron a elaborar una variedad con sabor a cola y otra a pomelo.
Botellín de Trinaranjus argentino. Fuente: Mercado Libre.
Anuncio de Trinaranjus de Argentina 1977. Pinterest
Para acabar este artículo, cuya finalidad es básicamente divulgativa, pues prácticamente todo estaba ya publicado con anterioridad, salvo las fechas de lanzamiento de la Naranjina y el Trinaranjus, quiero dar las gracias a las siguientes páginas webs:

domingo, 4 de diciembre de 2016

LABORATORIOS DEL DOCTOR TRIGO I: EMULSIONES Y NARANJINA.

Vamos a desarrollar en dos entradas la historia del laboratorio del Doctor Trigo, de donde salieron dos importantes bebidas no alcohólicas:  la Naranjina y el Trinaranjus.
Su creador fue el farmacéutico Agustín Trigo Mezquita, conocido popularmente como el doctor Trigo. Nació en Valencia en 1863, era hijo de un comerciante de la plaza del Mercado, se licenció en farmacia en Barcelona en 1888 y finalmente se doctoró en Madrid en 1892. Se le atribuye un periodo de formación con el doctor Peset Aleixandre, dato que es erróneo, pues cuando Agustín Trigo se doctoró en Madrid en prestigioso médico Peset Alexandre solo tenía 6 años. Lo más probable es que fuera con su padre Vicente Peset Cervera, prestigioso médico valenciano con quien se formase.
D. Agustín Trigo Mezquita
Tuvo una importante faceta pública y llegó a ser presidente del Colegio de Farmacéuticos de su provincia y a alcalde de Valencia. Políticamente militó en el Partido Unión Republicana Autonomista, fundado por Vicente Blasco Ibáñez.  En esa corta etapa como primer edil del Cap i Casals (de abril a octubre de 1931) impulsó un fallido Estatut de Autonomía para el País Valencià. 
Fuente: ValenciaBonita.es
Centrándonos en su faceta empresarial debemos indicar que estableció una farmacia y un laboratorio en el número 144 de la calle Sagunto,  aunque algunas fuentes recogen el número 130 y en algún anuncio hemos encontrado los números 132 y 138.  Es posible que con los años se cambiase la numeración de la calle. 
Destacó pronto su producción de Citrato de Magnesina Efervescente, un complemento nutricional muy popular en su época y que hasta entonces era un producto importado. El laboratorio valenciano lanzó su propio producto y consiguió extenderse en el mercado nacional. El primer anuncio del Citrato Efervescente del Doctor Trigo data de 1898, en 1919 nos consta que se exportaba a México.
El Graduador 23.07.1898
La Emulsión Española, otro complemento vitamínico, pero éste de aceite puro de hígado de bacalao, también fue producido por su laboratorio  al menos entre 1898 y 1910,  y se vendía en farmacias de toda España, a mitad de precio que las importadas, según sus anuncios en Prensa Histórica. En 1901 se anunciaba  como alternativa española a la emulsión Scott, de origen norteamericana, esta fórmula fue premiada en la Exposición de París de 1900 y en la de Niza de 1901.
Actualidades 15.10.1901
El laboratorio debió ser ampliado varias veces, hasta convertirse en una fábrica de importantes dimensiones, gracias al blog ValenciaBonita.es hemos podido conocer una serie de fotografías de la fábrica que se publicaron en un reportaje de 1919.
La Esfera: 21.06.1919
Hoy diríamos que el doctor Trigo fue un emprendedor incansable y prueba de ello fue la fabricación de insecticidas, que en los años 30 producía para tratar a los cítricos.
Otro de los campos que el doctor exploró fue el de las esencias de naranja y limón, tanto para alimentación como para perfumería. En una época en la que los fabricantes de gaseosas eran muy abundantes, sus esencias servían para dar sabor a naranjadas y limonadas. Entre ellas se conservan algunos "frascos" de esencia de zarzaparrilla, que se usaba para producir una bebida gasificada que fue un preculsor de las bebidas de cola.
En esta línea lanzará una esencia concentrada, que tomará el nombre de Naranjina.
El nombre no es inventado por el doctor, pues en la prensa de los años 20 se nos informa de que se denominaba así a un tipo de zumo de naranja fermentado alcohólicamente (Crónica Meridional, 03.11.1923, pág. 2). La naranjina se lanzó al mercado en 1924  y no en 1933 como recoge la Wikipedia. Este dato ya fue publicado por el blog amigo http://sifonesantiguos.blogspot.com.es
El Pueblo (Valencia) 04.06.1924
Además del sabor a naranja y limón, también existió el sabor a mandarina.
La Naranjina del doctor Trigo era una esencia concentrada que mezclada con agua daba lugar a la bebida refrescante. En Pinterest.com hemos encontrado unas instrucciones de como hacerla. No se debio tratar en un principio de una bebida con gas, aunque después se vendiera gasificada.
 
En 1935, y siguiendo al blog ValenciaBonita.es el doctor Trigo presentó su Naranjina en la Feria de Marsella, para esas fechas ya era una bebida gasificada,  y un empresario francés llamado León Betón compró la marca a la que rebautizó con el nombre de Orangina. No tiene base real la historia de que habla de un plagio por parte del francés del producto valenciano.
Anuncio francés y español de Naranjina.
La Orangina francesa se produjo con el zumo de naranjas argelinas y, después de la Guerra Civil también se elaboró en España por el laboratorio del Doctor Trigo. Todo indica que tras la contienda el nombre de Oranjina fue susitutido por el de Orangina y se mantuvo su producción hasta, al menos, los años 60. 
Imagen de Todocolección y publicidad de 1960

viernes, 11 de noviembre de 2016

FABRICANTES DE CERVEZA EN MADRID ENTRE 1813 Y 1833.

El objetivo de esta entrada es recopilar la información existente sobre las fábricas de cerveza madrileñas durante el gobierno de Fernando VII (1813-1833). Una época económicamente inestable, debido a los efectos de la Guerra de Independencia, el alza de precios, la pérdida de América y la anulación de las reformas liberales.
Madrid en 1830. Maqueta.
La primera fuente que vamos a analizar corresponde a la publicación es Paseo por Madrid, o guía de forasteros en la corte, publicado en 1815 por la Imprenta de Repullés en Madrid. En ella se indica que existían cuatro fábricas de cerveza.
Paseo por Madrid o guía de forasteros por la corte, pág 92
Fábrica de Santa Bárbara, situada en la calle Hortaleza, en la antigua casa de la Platina.  Fue fundada en 1815 en la calle Hortaleza nº2. El conde Moctezuma, de Tula y Tultengo concedió una licencia a Juan Jer Redler y compañía para instalar una fábrica de cerveza. Su dirección técnica quedó bajo el maestro cervecero alemán Carlos Brück. La fábrica es la única que logró sobrevivir en Madrid al siglo XIX con actividad y su larga historia concluyó con su cierre en 1990.
Fábrica de cerveza de San Benito. La calle de San Benito estaba, según la propia guía, junto a la plazuela del Gato y la calle de Santo Domingo. Es decir cerca de las calles Noviciado, Amaniel, Ponciano y la travesía del Conde Duque, en pleno centro de Madrid. 
No tenemos más datos de esta fábrica hasta su venta en 1839.
Diario de Avisos de Madrid 01.11.1839
Fábrica de cerveza de Real Hospicio, llamado de San Fernando, es la única noticia que hemos encontrado de la existencia de una fábrica de cerveza en esta institución.
Maqueta del Real Hospicio en 1830
Fábrica de cerveza en la calle de la Palma Alta. Esta calle
se encuentra entre las de Fuencarral y Amaniel . Primero se denominó calle de la Cruz Nueva y luego Cruz del Rey. Posteriormente la calle se dividió en dos: el primer tramo, comprendido entre Fuencarral y San Bernardo, recibió el nombre de Palma Alta y el segundo, entre San Bernardo y Amaniel, Palma Baja. Desde principios de siglo los dos tramos forman una sola calle denominada Palma (fuente Madripedia)
Calle de la Palma fuente http://www.entredosamores.es/
Para las siguientes fábricas he seguido básicamente las aportaciones de Xavier García Barber y su estupendo libro "La Cerveza en España", aportando  las fábricas de El Recreo, El Real Cuartel de Artillería, San Vicente  y unificando la fábrica de San José con la de la calle Barquillo.

Fábrica de Gerónimo kastler y Cía. Situaron su fábrica en la calle Hortaleza, cerca de Santa Bárbara, fabricaban cerveza al estilo alemán e inglés. En 1822 se documenta a Juan Kastler asociado con el alemán Carlos Dingueldey en Santa Bárbara, probablemente familia de Gerónimo. Juan Kastler falleció en 1841 y sus descendientes pusieron el almoneda sus bienes en la propia fábrica de cerveza de Santa Bárbara (Diario de avisos de Madrid. 15/3/1841, página 3.)
Diario de Madrid, 25.08.1816.
Fábrica de Juan Gaselín, súbdito francés procedente de Poitiers, se estableció en la calle de Alcalá en 1816.
Fábrica de Antonio Martín Thym: creada en 1817 junto a la fuente de la Cibeles, en la casa que fue llamada de D. Manuel Godoy,  vendía cerveza con y sin espuma. Según explica García Barber la sin espuma era cerveza de inferior calidad. Se anunciaba como producida al estilo alemán. El mismo autor nos informa de que esta fábrica se trasladó a la calle Real del Barquillo en 1821. En 1824 había instalado en esta misma calle el Café de la Primavera.
Diario de Madrid, 31.01.1921
La fábrica también se llamó de San José y Jardín de la Primavera.  En 1827 sus bienes fueron puestos a la venta.
Diario de Avisos 26.08.1827
Fábrica de cerveza de Luis Vogel (1820) se instaló en el Prado, casi inmediata  a Cibeles y posteriormente se trasladó a la carrera de San Jerónimo. Había sido socio de Antonio Martín Thym, según nos informa el propio García Barber su fábrica terminó por cerrar en 1836.
Fábrica de El Recreo:  estaba situada en el paseo de Recoletos y estuvo activa al menos entre 1825 y 1836.
Diario de Madrid.02.05.1825
Fábrica de cerveza del Real Parque de Artillería, creo que se trataba del antiguo cuartel de Monteleón, estuvo situado en la actual Plaza del 2 de Mayo. En 1826 se ofrecía en traspaso.
Diario de Avisos de Madrid 08.10.1826
Fábrica de cerveza de la calle San Vicente. Esta desconocida fábrica estaba en venta en 1828 y parece deducirse del anuncio que reproducimos que ya estaba cerrada en ese año, también se aseguraba que contaba con una antigüedad de 30 años, dato que, de ser cierto, retrotraería su fundación al año 1798. No tengo más datos de esta fábrica.
Diario de Avisos de Madrid. 25.05.1828
Fábrica de cerveza de Leganitos, se fundó en 1828. Dispuso desde mismo año de un despacho en la calle de San Juan. 
Diario de Avisos de Madrid. 01.12.1830
Fábrica de cerveza de Lavapies, fundada en la década de 1830, aunque ignoro el año exacto, será, junto a Santa Bárbara, una de las fábricas líderes en Madrid durante el reinado de Isabel II. En 1838, ya fuera de la época de este estudio, es propiedad de Andrés Taboada.
Algunos de estos fabricantes también están recogidos en el "Catálogo de la cerveza y la industria cervecera en España" publicado por CELCE y obra de D. Enrique Solaesa, y además se citan otros dos que no hemos podido adscribir a ninguna fábrica en concreto:
Julio Leveque de Tejada: únicamente hemos podido documentar que en 1826 sufrió un embargo en su fábrica de jabón de Carabanchel de Abajo  (Diario de Avisos de Madrid, 10.08.1826). Quizá fuera socio de alguna de las fábricas activas en esos años, aunque de momento no puedo confirmar este dato.
Cándido de los Ríos: no hemos podido confirmar ningún dato de este posible productor de cerveza.
Es posible que alguno de ellos fuera propietario de alguna de las dos fábricas que hemos dado a conocer en este artículo: la de San Vicente, San Benito o la del Real Parque de Artillería.
Para acabar citaré el Manual de Madrid: descripción de la corte y de la villa.Comprende su historia, blasones, hombres celebres, instrucción a los forasteros para vivir en ella, escrito en 1831 por Ramón de Mesonero Romanos.
En dicha obra aparece la la industria cervecera  en dos acotaciones del capítulo referido a la industria madrileña.
En la primera recoge la existencia de 5 fábricas de cerveza. Sin duda en ese año estaban activas las fábricas de Santa Bárbara, la de San José o Barquillo, Luis Vogel, Leganitos, San Benito y  El Recreo, lo que suman seis. Es posible que Ramón de Mesonero Romanos no fuera muy riguroso con el recuento, pues en la edición de 1833 el número de fábricas que cita es de nueve.
Edición de 1833
    En la página 244 nos informa que se vendían diariamente en Madrid 8.000 botellas de cerveza, cifra que se mantiene en la segunda edición y también nos da datos sobre el lúpulo, que crecía de forma espontánea en el canal de Manzanares y en el Soto de Migas Calientes, además de las cercanías de Guadalajara, lo que habría una posible vía a la sustitución de las importaciones, que como bien saben nuestros lectores, no llegó a consolidarse.
    Como colofón a esta entrada os cuelgo el posible listado de productores de esos años.